psicoterapia EMDR

¿Qué es EMDR?

EMDR: Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares, es un abordaje para el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto; desde duelos o incidentes traumáticos en la infancia, hasta fobias, ataques de pánico, muerte traumática, accidentes y desastres naturales. También se usa EMDR para aliviar la angustia y/o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes y en las interpretaciones artísticas.

Centro Plenium especialistas en terapia EMDR en Sevilla

En EMDR se trabaja con las experiencias no asimiladas por el sujeto. Todos hemos tenido en nuestra vida algún tipo de acontecimiento doloroso y en general no se necesita psicoterapia. Sin embargo, hay experiencias que son más difíciles y complicadas, y más aún si han ocurrido durante la infancia. Estas experiencias nos generan emociones negativas tan intensas, que nuestro cerebro no puede procesar dicha información y se quedan bloqueadas en el sistema nervioso. Al referirnos a estos acontecimientos nos produce malestar y si hablamos de ellos lo volvemos a sufrir nuevamente.

En muchas ocasiones esos acontecimientos no procesados quedan aislados en la memoria, y provocan malestar y perturbación en la vida presente y futura del paciente. La terapia EMDR ayuda a procesar y desensibilizar esos recuerdos perturbadores, lo que permite aliviar y eliminar los síntomas y ayudar al sujeto a recuperar su capacidad de vivir sin ese malestar.

¿Qué es un trauma?

En CENTRO PLENIUM entendemos el trauma como una “herida psicológica” que puede ser provocada por variadas situaciones. Por ejemplo, cuando oímos hablar de traumas lo asociamos a problemas originados por grandes desastres naturales o aquellos causados por el hombre, como guerras, accidentes, abusos, etc. Los especialistas los denominamos Traumas con “T” por la gran magnitud de sus causas.

También existe otra categoría de traumas con “t”, cuyo origen está relacionado con hechos, aparentemente, de menor importancia. Hablamos de experiencias vitales adversas, de circunstancias cotidianas, que por diversos motivos siguen marcándonos a pesar del paso de los años. Las burlas de los compañeros por un poco de sobrepeso en la adolescencia pueden hacer que 20 años después nos sigamos sintiendo insatisfechos con nuestro físico. Una mala experiencia con una pareja puede marcar nuestra actitud hacia futuras relaciones. Un padre muy exigente, aunque sea por nuestro bien, puede hacer que nunca sintamos que hacemos lo suficiente. En EMDR diríamos que son los recuerdos no asimilados que aún están activos en nuestro sistema.

Sin embargo, las causas del trauma no determinan la intensidad del daño que éste produce. Puede ser tan dañino un “Trauma” como un “trauma”, porque sus efectos dependerán de cada persona, de su historia y de su entorno afectivo, del momento en que se haya producido y de su reiteración a lo largo del tiempo.

No importa el origen del trauma, afecta a la salud, a la seguridad y el bienestar de la persona de tal manera, que ésta puede llegar a desarrollar creencias falsas y destructivas de sí misma y del mundo.

El procesamiento de estos recuerdos con EMDR generan cambios visibles en el aquí y el ahora, en cómo nos sentimos con nosotros mismos y en como funcionamos en el momento presente y futuro.

¿Por qué funciona tan bien la técnica EMDR?

El pretexto básico del EMDR, es que existe en el ser humano un mecanismo natural de curación de las secuelas de los eventos traumáticos. Lo que hace el EMDR es activar el sistema innato de procesamiento de la información del cerebro haciendo que esa información sea archivada en la memoria de manera que no perturbe al individuo.

Cuando un recuerdo tiene una carga emocional negativa que la persona no ha podido procesar por sí sola, le sigue perturbando. Esto es porque la carga emocional negativa se queda anclada en el recuerdo, lo que provoca que el recuerdo no pueda archivarse en una red neuronal adaptativa o sana.

La información de estos recuerdos traumáticos queda archivada en una red neuronal disfuncional, de manera tal que continuaría influyendo en la conducta y la personalidad del individuo aun en el presente.

Para desbloquear esa información, procesarla e integrarla se usan los movimientos oculares, la estimulación táctil o auditiva. Esta estimulación parece poner en funcionamiento un mecanismo por el cual la información perturbadora proveniente del trauma es liberada, desensibilizando así el recuerdo y permitiendo que este se archive de forma sana.

¿Es rápido EMDR?

Va a depender de la cantidad de aspectos que una persona tiene que trabajar. En muchas ocasiones, hasta que no comenzamos a trabajar con el paciente no podemos valorar qué aspectos habrá que tratar ni el tiempo para hacerlo.

¿Cuál es la edad para usar EMDR?

Puede tratarse a personas de todas las edades. Cualquier persona, independientemente de la edad o del tipo de problema, puede beneficiarse de esta terapia. El si puede ser o no adecuada requerirá una valoración individualizada del caso.

El hecho de que EMDR aborde los aspectos emocionales y físicos, y no sólo la parte verbal, racional y cognitiva, hace que sea posible trabajar desde este abordaje con personas con niveles cognitivos limitados, sin lenguaje o con problemas para elaborar reflexivamente lo que se les ocurre. El cliente no necesita analizar ni explicar, y por ello se pueden procesar experiencias de las que tenemos muy pocos elementos, o incluso de la que el cliente no se sienta capaz de hablar.

Centro Plenium: Psicólogos especialistas en terapia EMDR en Sevilla y España