Adolescentes

Tu hijo(a):

¿Te contesta mal o agresivamente? ¿No obedece tus instrucciones?
¿Te reta constantemente? ¿No cumple con sus responsabilidades?
¿Llega después de la hora acordada? ¿Se pasa las horas en su habitación?
¿Tiene amistades “no deseables”? ¿Vive pegado al ordenador o al móvil?
¿Ya no hay confianza entre ustedes? ¿No te cuenta sus problemas?
¿No cuida su apariencia personal? ¿No se alimenta correctamente?
¿Te miente descaradamente? ¿No es honesto?

No te preocupes, a veces, ciertas actitudes son consideradas como “normales” porque están atravesando una edad difícil, sin embargo, en muchos casos son “alertas” de los hijos acerca de lo  que tienen que decir y como padres no sabemos interpretar. Estas actitudes son causadas por asuntos emocionales no resueltos, estos inician en la niñez y siguen estando presentes, afectando su autoestima y su conducta, las etiquetamos como rebeldía, apatía, indiferencia e irresponsabilidad; lo que genera tensión y conflicto en el núcleo familiar y social.

Desde el Centro Plenium les ayudamos a que logren despertar el potencial que tienen en su interior,  a saber cómo expresarse, adquirir independencia, sentido de la responsabilidad y autonomía en sus decisiones, aspectos fundamentales que cualquier persona necesita para triunfar en la vida.

Algunos de los beneficios que obtenemos al trabajar con adolescentes son:

  • Ayudarles a tomar responsabilidad
  • Identificar sus gustos y talentos, sus motivaciones. Orientación laboral
  • Gestionar sus propias emociones para actuar con madurez y responsabilidad.
  • Mejorar el conocimiento de sí mismo, aprendiendo nuevos recursos y herramientas.
  • Podrá mejorar la relación consigo mismo y por consiguiente con las personas importantes a su alrededor
  • Desarrollar una autoestima alta y confianza en uno mismo.
  • Mejora de la atención y la concentración, tan decisivas en el desempeño escolar.