La Osteopatía Infantíl está especialmente indicada  para los niños y los bebés desde su primera semana de vida, cuando todas sus estructuras están en pleno crecimiento, la Osteopatía puede ayudar de forma notable a este desarrollo, resolviendo  y previniendo muchos problemas infantiles y ayudando al cuerpo a “corregir” ciertas desviaciones con mucha suavidad.

La Profesora y osteópata María Ángeles Paredes Alcalá considera la osteopatía infantil: “EL PRIMER REGALO DE VIDA”

¿Qué es el Cólico del lactante?

Suele presentarse en el bebé alrededor de la segunda semana de vida y prolongarse hasta el tercer o cuarto mes.

El cólico  del lactante desde el punto de vista de la Osteopatía es un compendio de disfunciones mecánicas viscerales. Es un trastorno digestivo en el que podemos encontrar diferentes síntomas y cualquiera de ellos se puede trabajar con Osteopatía Visceral Infantil:  Gases, Vómitos, Dolores espasmódicos, Estreñimiento, Diarrea y Regurgitación.

El cólico del lactante, tiene mucho que ver con el proceso madurativo del sistema digestivo. Un sistema digestivo inmaduro, en lo que a mecánica se refiere, no tiene unos movimientos acompasados como para realizar su función adecuadamente .

Por sí solos los movimientos naturales del sistema digestivo tardan en normalizarse, esta situación es frustrante para los padres, ya que esperar a que los cólicos se pasen, se puede hacer interminable, por contra, en pocas sesiones se puede realizar la normalización con Osteopatía Infantil Visceral.

Las maniobras manuales que se utilizan están perfectamente adaptadas para trabajar con bebés y niños. Se realizan de forma suave, ajustadas a cada bebé y no entrañan ningún riesgo, al revés, son muy eficaces para resolver este problema.

¿Cómo se trata ?

Los trabajos de Osteopatía infantil visceral son eficaces, se  encargan de que haya un orden en los movimientos y liberan las tensiones anormales en el sistema digestivo, suavemente se acompaña a los movimientos guiándolos en la dirección adecuada, se relajan o se estimulan los peristaltismos y se normaliza el posicionamiento diafragmático.

A veces los padres sienten recelo a llevar a su hijo de pocas semanas de vida a un osteópata, lo que desaparece , al comprobar que la intervención del especialista es muy sutil, nada agresiva y con un profundo respeto hacia los niños. Además, se pide en todo momento el apoyo y colaboración de los padres

¿Cómo puede ayudar la Osteopatía infantíl ?

La Osteopatía, es una terapia manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones musculo-esqueléticas y patologías orgánicas.

Se utilizan técnicas con finalidad terapéutica y/o preventiva que se aplican manualmente y ayudan a equilibrar y normalizar las diferentes alteraciones musculares, osteoarticulares, orgánicas y funcionales que pueda presentar el bebé o niño. A veces estas alteraciones tienen su origen en un parto complicado lo cual afecta directamente al bebé.

¿En que casos esta indicada la Osteopatía infantíl?

La Osteopatía infantil puede resolver con éxito los siguientes problemas infantiles:

  • Deformaciones craneales: plagiocefalias, braquicefalias, etc.
  • Bruxismo y problemas de succión
  • Escoliosis y Tortícolis congénita
  • Trastornos del sueño y nerviosismo
  • Subluxación de cadera en el lactante…
  • Valgos o varos en las rodillas en el niño
  • Trastornos digestivos: Cólico del lactante, regurgitación, vómito, etc
  • Lesiones del plexo braquial en el lactante

La Osteopatía infantil se puede aplicar sin que esto entrañe riesgo alguno para el bebé o niño. Sus resultados son eficaces a corto plazo y la terapia es rápida, no resultando nada traumática o invasiva para el niño.

Para más información póngase en contacto con nosotros

DESCARGAR EN PDF: BOLETIN-04